Todos disfrutamos tomar una ducha caliente, aún más por las mañanas, pero ahora que es primavera, empieza a subir la temperatura, podemos pensar en la posibilidad de bajar un poco la temperatura del agua.

Hay muchos beneficios, tanto con fines cosmetológicos, de salud y hasta de ánimo, de ducharse con agua fría. ¡Aquí te contamos algunos y porqué deberíamos incorporarlos a nuestra rutina diaria!

1.- Mejora la circulación

En efecto, ante la exposición al frío nuestro ritmo cardiaco aumenta y se contraen nuestros vasos sanguíneos. Es así que la sangre viaja con mayor velocidad como consecuencia de que aumenta la presión y mejora con ello la circulación al todo nuestro cuerpo. Es por ello que lo recomendable es ir alternando sucesivamente las duchas de agua fría con otras de agua caliente para conseguir el efecto de que la sangre acuda más fácilmente a la superficie en el contraste con el agua caliente.

2.- Mejora la calidad de nuestro sueño

Cuando queremos descansar, después de activarnos nuestro cuerpo en su intento por relajarse puede conciliar mejor el sueño. Por lo mismo es también ideal para personas que tengan problemas de insomnio.

3.- El agua fría mejora nuestro estado de ánimo

Junto con el anterior beneficio, también hay que decir que el agua fría repercute favortablemente sobre nuestro estado de ánimo. En efecto, el choque térmico que se produce entre nuestra temperatura corporal y el agua fría hace que se estimule la producción en el cerebro de la noradrenalina. Esta es la responsable que de que se produzca una activación y con ello se produzcan una serie de beneficios asociados a la lucha contra la ansiedad, el estrés y un mejor humor.

4.- Mejora la atención

Como hemos dicho, la respuesta de nuestro cuerpo frente al agua fría en gran parte está regulada por el sistema nervioso a partir del cual se producen una serie de respuestas que son de hecho las que resultan beneficiosas para nuestro organismo. Es así que gracias a la activación de nuestro sistema nervioso se produce la secreción de química neurotransmisora como la noradrenalina que nos permite implementar nuestro estado de atención y con ello desempeñar posteriormente mejor nuestras tareas.

5.- El agua fría estimula el funcionamiento de nuestro metabolismo

Ante la exposición al frío, nuestro cuerpo se activa pidiendo un mayor consumo de energía para poder regular internamente su temperatura. Es así que cuando estamos expuestos al frío se comienza la quema de grasas y azúcares que nuestro cuerpo necesita para poder mantener su temperatura corporal en el nivel adecuado.

6.- Implementa la cantidad de oxígeno en nuestro organismo

Al entrar en contacto el agua fría, nuestro cuerpo acelera su respiración como consecuencia de que también se ha producido un aceleramiento de nuestro ritmo cardiovascular. Este aumento del ritmo caridiovascular genera a su vez un incremento en la necesidad de energía que se requiere, tal y como hemos dicho, y para ello también se debe implementar la cantidad de oxígeno con la que contamos. Es por ello que el agua fría contribuye a aumentar los niveles de oxígeno presentes en nuestro organismo.

Esperamos que estos beneficios del agua fría te sirvan para descubrir una forma natural y sana de cuidarte.

BISSÚ ELITE GROUP

Referencia completa en Eurofitness. “Beneficios del agua fría para tu cuerpo”. Consultado el 05/04/21 a las 9:24 am.