La jardinería es uno de los pasatiempos predilectos que nos ayudan a sentirnos mejor, y que nos ayudan a liberarnos un poco del estrés, a conectarnos un poco más con la naturaleza y que nuestro hogar tenga un aire más limpio.

Te daremos algunos tips para hacer crecer plantitas desde la semilla para que luego tengas frutas y verduras tan frescas desde tu jardín. No es necesario tener un patio enorme ni gran pedazo de tierra para plantar todo lo que tú quieras, un par de macetas serán suficientes.

Hay muchas cosas que puedes hacer crecer, como la lechuga, en lugar de arrancar las hojas desde el corazón, córtalas con un cuchillo dejando 5-7 cm al corazón. eso lo puedes meter en un pequeño frasco con agua que cubra la base del corazón, cada dos o tres días revisar si necesita más agua y pronto verás cómo las hojas vuelven a crecer.

Cuando compres las semillas que vienen en bolsitas, lo recomendable es dejarlas por la noche en una servilleta húmeda, por la mañana las puedes plantar en una maceta pequeña con suficiente humedad y tierra. Hay que cuidar que les de luz de sol algunas horas al día pero sin que al tierra se quede completamente seca, en pocos días verás cómo se empiezan a llenar de brotes tus macetas. Hay que cuidarlos también de los climas no tan amables, si los tienes en la intemperie, está perfecto, sólo cuida que cuando llueva muy fuerte no les pueda caer granizo.

Sé paciente, no verás frutos inmediatamente, pero ese es parte del encanto de la jardinería y de plantar tu propia comida, verlos crecer y cuidarlos para que salgan lo más lindos y ricos posible.

¿Te animas a intentarlo?

BISSU ELITE GROUP